viernes, 14 de mayo de 2021

Meditaciones 14/5/2021

 


" Al nacer el único factor inalterable es el hecho de la Muerte.

Es el peaje que tenemos que pagar por tan grandioso regalo"

Agustín Blanco


Esta mañana al despertarme he ido a ver como se encontraba Sam, la cobaya que durante 5 años nos ha acompañado en casa. Llevaba unos días enfermo, y su estado de salud era un motivo de preocupación. La semana pasada estaba bien, a pesar de algún estornudo que asustaba a mi perra grande, pero era el Sam de siempre, ese que cuando estabas desayunando venía a morderte las zapatillas de estar por casa pidiéndote comida. Lamentablemente esta mañana ha muerto. Su cuerpo aún estaba caliente cuando le he cogido para ver como estaba, pero Sam ya se había ido. Me he quedado un rato sentado a su lado, me he despedido de él con la esperanza de que nos encontremos de nuevo en el Otro Lado. A pesar de que la tristeza está presente por el hecho, intento encontrar alguna lección, la última de Sam, de todo esto. Por mi cabeza pasan múltiples justificaciones pero ninguna acaba de tener un sentido para mí. La que se más se acerca tiene que ver con el tiempo, nuestro verdadero tesoro, y con nuestras acciones, aquellas que los que se quedan recordarán. Con mucho de mi préstamo consumido, y consciente de que el préstamo puede ser reclamado en cualquier momento sin previo aviso, me reafirmo en que el ser buena persona, el ser buena gente es el verdadero Camino.




Esta tarde trabajando he podido compartir unos ratos agradables con mis compañeros de trabajo, bajo la mirada de unos ojos que desaprueban tal comportamiento, tal grado de cercanía entre compañeros y arrimar el hombro en la faena, prefiriendo una distancia basada en unos supuestos que ocultan la desgana y el escaqueo. Terminando la faena ha aparecido uno de mis compañeros de entrenamiento, que ahora está dedicando un tiempo a volver a encontrarse. Hablando un rato con él me ha comentado como muchos de sus compañeros cercanos a la jubilación como él van cayendo, o cogen enfermedades jodidas. Ante la presencia de la Muerte, y a medida que nos hacemos mayores su presencia es más notable, es lógico y razonable que uno se plantee que quiere hacer con lo que le queda de vida. Más allá de las decisiones personales siempre me quedo con los buenos ratos compartidos y con la alegría que me produce ver a alguien conocido. 




No soy quién para juzgar quién es bueno y quién es malo, prefiero guiarme por las sensaciones. La gente que me hace sentir mal, que de alguna manera me altera por su comportamiento inapropiado, prefiero mantenerla alejada de mí. Sus juicios me traen sin cuidado. Compartir mi tiempo más allá de la obligación del momento me parece una tortura y un sin sentido. Prefiero estar con gente que me recuerde una y otra vez, que el tiempo se acaba, que debemos vivir con alegría, porque el Mundo puede parecer oscuro y peligroso, pero atrevernos a vivir con alegría, ese desafío, ese gran desafío puede llegar a ser un buen legado.










miércoles, 28 de abril de 2021

Meditaciones 28/4/2021

 


" Que alguien tropiece y pierda el camino,

no significa que esté perdido para siempre.

A veces todos necesitamos un poco de ayuda"

Charles Xavier


Más de veinte días desde mi última reflexión escrita. Un tiempo que ha estado lleno de periodos de gran actividad con periodos recuperándome de algunos excesos cometidos, pero sin que ello haya sido un motivo para dejar de trabajar. En mejor o peor forma he podido acudir al trabajo y cumplir con mis obligaciones. El resto de las actividades las he ido cumpliendo poco a poco, a pesar de que tres tardes las pasé tumbado en el sofá con mi cuerpo reclamando que le dejara parar un poco. Muy a mi pesar, el sentido común venció a mi alocado ímpetu de querer hacer las cosas, a mi ferviente deseo de entrenar como sea, pero en las circunstancias actuales el sentido común ha de prevalecer sobre la cabezonería. Durante la última semana, donde el cansancio parecía apoderarse, he notado con que facilidad los viejos y malos pensamientos vuelven, como el Ego no ceja en su empeño de seguir siendo el Rey. Afortunadamente las lecciones aprendidas hasta este momento del Camino me han servido para sobrellevar la situación de una manera más constructiva y no dejarme dominar por la Ira y el Cansancio. Manteniendo el foco más en el momento presente y dejando pasar los pensamientos por mi cabeza como si tuviera una ventana abierta por donde el aire transcurre libremente. Muchos pensamientos pero sin fijar la atención en ninguno, tan sólo enfocado en la tarea a realizar en ese momento.



Sentirse falible, comprobar en tus propias carnes lo mucho que cuesta avanzar y lo poco que cuesta echarlo todo al traste puede resultar descorazonador, pero en esa paradoja, en ese sin sentido, creo que se encuentra la belleza de este Camino. Un Camino sin final, un Camino donde alcanzar el tesoro prometido es misión imposible, pero que a través del esfuerzo y de perseverar atisbamos a ojear algo de esa recompensa. Caer en la desesperación es la peor medicina que nos podemos procurar. Ahora la situación es más difícil para todos, pero siempre podemos optar por luchar. El Miedo y el Lamento no nos harán avanzar. Cada día estoy más convencido de que debemos creer más en nuestras posibilidades y menos en lo que piensan los demás de nosotros. Si nuestra felicidad depende de una opinión exterior nunca seremos felices. Todos tenemos nuestra voz, todos podemos escucharla, nada ni nadie puede impedírnoslo excepto claro está.....nosotros mismos.








miércoles, 7 de abril de 2021

Meditaciones 7/4/2021

 


" Si pasas por el Infierno, sigue adelante"

Winston Churchill

Dicen que el Infierno es la ausencia de esperanza, o más bien la creencia de su ausencia, de que por más que lo intentemos no podremos escapar de Él. Si algo voy aprendiendo con esta pandemia es a no dejar de luchar, a no dejar de intentar que las cosas mejoren. La alternativa de la rendición, del conformismo, del así son las cosas no va conmigo. Recuerdo unas palabras que el padre de Guillermo Vilas, gran campeón de tenis, le dijo cuando era pequeño: " Las pasiones te llevarán lejos, las cosas tibias te harán mal", y personalmente puedo afirmar que estaba en lo cierto. Las pocas veces que he intentado ser "normal" el resultado ha terminado siendo desastroso, y al final el corazón te pone donde debes estar. Con una vida con fecha de caducidad, podemos vivir muchas vidas, podemos engañarnos, pero cuanto más sentimos la presencia de la Parca, más intentamos ser fieles a aquello que el corazón nos viene diciendo desde que éramos pequeños. 




¿ Qué mejor legado podemos dejar que ser recordados por haber vivido nuestro Sueño? ¿ Acaso no será mejor ser recordado por alguien feliz con su vida? ¿ Quién quiere que le recuerden como un amargado, como una mala persona? La vida tiene muchos obstáculos, y no podemos controlarlos, la Vida siempre encuentra una manera de hacerte morder el polvo, de enseñarte que no eres tan guay como te crees. Pero ante estos embistes, nuestra reacción, como afrontamos estos desafíos, sí que podemos controlarlo. Podemos quejarnos, amargarnos, maldecir al Mundo y a los demás. está bien, cada uno es libre de hacerlo.. Sin embargo existen alternativas, y una es coger toda esa negatividad y afrontarla con una sonrisa, seguir perseverando en aquello que cada uno sabe que le mueve. Para cada uno es diferente, y al mismo tiempo, ese llamado es compartido por otros. Todo en esta Vida podemos tomarlo como un regalo. Las cosas buenas y las cosas malas. Conforme avanzo por el Camino más creo en que todo sucede por una razón. Hemos venido para aprender, y ese aprendizaje puede que termine con la Muerte, o puede que no, y este Mundo sea un paso más para seguir aprendiendo. 




Levantarse todas las mañanas y tener otra oportunidad de seguir luchando por tus sueños, de poder compartir tu Vida con los tuyos, de acertar, de errar, de vencer a nuestros temores.....¡ qué regalo tan jodidamente grande !






lunes, 5 de abril de 2021

Meditaciones 5/4/2021

 

 
 
" La verdad es hija del tiempo, no de la autoridad"
 
Francis Bacon
 
Lunes de Pascua, y tercera semana sin haber estado un día ocioso. Entre el trabajo y ayudar a la familia estas semanas han pasado volando, con cansancio acumulado pero contento de haber vencido a mi propia resistencia y poder realizar mis tareas sin enfados y sin sentirme ultrajado en el orgullo. A pesar de este avance, aún suceden acciones que me cuesta superar, sobre todo si son alaridos sin ningún motivo aparente que me han estado dando guerra dentro de mi cabeza. Un esbozo de esperanza es que a pesar de sentirme contrariado por unas palabras de las que no buscaba ningún tipo de conflicto, en vez de estar triste y enfadado, las he dejado ahí, molestando, dando por saco, pero obligándome a que no me afectaran al resto de las acciones que tenía que realizar. El sentimiento de desasosiego está ahí, al no entender el proceder de la otra persona, pero sabiendo que es algo que no depende de mí, me concentro en lo que si depende de mí, mi actitud para afrontar la situación. 
 
 
 

 

Durante año y medio me he visto envuelto en un conflicto no deseado, un conflicto que me sirvió para darme cuenta de muchos errores que había cometido. Ahora intento no volver a caer en viejos hábitos, intento cumplir con aquello que me pidieron, crear un buen ambiente. Voy a hacer mi trabajo y no me mezclo con la gente que intenta crear problemas. Tengo un buen trato con el resto de mis compañeros y a la hora que toca me marcho a casa con mi familia. Observo como hay gente que parece no haber aprendido nada de lo sucedido y que sigue inmersa en su propio conflicto. No les juzgo, posiblemente sea más metepatas que ellos, pero me mantengo al margen. La situación no es tan terrible como algunos la pintan, y lejos de sentirme ofendido, me siento agradecido por las cosas que tengo y puedo disfrutar de ellas. Lo que piensen el resto sobre mí es algo ajeno a mi Ser, ni quiero ni puedo controlarlo. Ser buena gente, ayudar a los demás, ser amable, dejar atrás la ira y el rencor, eso sí que puedo hacerlo, y me vale, para mí es una buena recompensa.



Todo ocurre por una razón, y nuestro control de los eventos externos es mucho más pequeño de lo que creemos. Nos guste o no, todos estamos sujetos a la voluntad de los dioses, y las cosas que nos pasan en la vida son lecciones que debemos aprender. La soberbia, la jactancia, la chulería son carnde de cañón para la Calamidad. La humildad, el ser flexible, el aceptar que no somos tan grandes como creemos pero aún así podemos hacer muchas cosas, se asemeja más a recorrer eso que llamamos...Camino.




martes, 30 de marzo de 2021

Meditaciones 30/3/2021

 


" Los destinos guían a la persona que los acepta,
y obstaculizan a la que se resiste a ellos"

Cleantes

Las adversidades están ahí para ayudarnos a aprender. Por nuestra condición, o más bien por la propia Naturaleza de nuestro cerebro, siempre tendemos a buscar el camino más fácil, el menos costoso. Si no fuera por las adversidades muchas de las grandes lecciones que aprendemos desaparecerían. Siempre que te vas de rositas de una situación complicada sueles hacerlo sin realmente haber aprendido y comprendido algo, y si algo no lo aprendes, si algo no te da una hostia y te hace caer, seguirás tal cual eras antes de la situación complicada, y la Naturaleza obrará con aquello de  que la cabra siempre tira al monte, y sin comerlo ni beberlo te verás de nuevo en una situación similar. Puede ser que la próxima vez que transites por ella la diosa Fortuna decida mirar para otro lado, y el resultado sea bien diferente, lo cual te obligará, quieras o no, a realizar cambios en tu Vida. Sea como fuere, lo que depende de los dioses está más allá de nuestro alcance. Lo que si podemos controlar es nuestra reacción a la Adversidad. ¿ Sucumbirás al Miedo? ¿ Te harás más fuerte y te mantendrás firme? ¿ Demostrarás que sólo estás lleno de mierda? ¿ Serás compasivo y reconfortarás a aquellos que como tú también lucha contra la Adversidad?





Cuando empezábamos a sacar la cabeza nos ha tocado volver a agacharla. El Miedo se ha institucionalizado y cualquier intento por prosperar parece una quimera. Pero podemos seguir luchando, podemos seguir intentando mejorar nuestras vidas, la elección es siempre nuestra, por muy mal que pinten las cosas, siempre tendremos ese poder: el poder de querer mejorar. Ante la adversidad:

Siempre podemos prepararnos para los tiempos difíciles
Siempre podemos aceptar lo que no podemos cambiar
Siempre podemos manejar nuestras expectativas
Siempre podemos perseverar
Siempre podemos a aprender a amar nuestro Destino y lo que nos ocurra
Siempre podemos proteger nuestro ser interior
Siempre podemos someternos a una causa mayor que nosotros
Siempre podemos recordar nuestra propia mortalidad
Y por supuesto....nunca dejar de luchar por mejorarnos





El deseo lejos de ser una maldición es como un sable, por un lado protege la Vida, y por otro la quita. El deseo se convierte en nuestro poder interno, el verdadero deseo es humilde, flexible, capaz de soportar las malas acciones de aquellos que nos ponen trabas en el Camino, capaz de lidiar con la Adversidad. La otra cara del deseo es la que nos venden, y es la que termina por destruir nuestra alma. Siempre podemos ir más allá, avanzar cuando todo parece perdido. Tan sólo necesitas creer en una cosa.....en ti mismo.




  




miércoles, 24 de marzo de 2021

Meditaciones 24/3/2021

 


" Nada más que hay una solución para el complejo
misterio de la Vida,
mejorarnos a nosotros mismos
y contribuir a la felicidad de los demás"

Mary Shelley

Casi un mes después de acabar enfangado en la mierda, sigo trabajando día a día, consciente de que mi situación actual es un mero trámite de tiempo. Ajeno a las provocaciones, ajeno a movimientos ocultos, me concentro en realizar de la mejor manera posible mis tareas, sabiendo que encima de mi cabeza pende una espada de Damocles que en algún momento querrá ejercer su acción. Sin miedo, sin ira, sin resentimiento, las tres emociones que me condenaron y me han hecho pasar un Infierno de siete años, ahora como Jonás, después de salir por mis propios medios del interior de la ballena observo el Mundo que me rodea más tranquilo, más agradecido, menos crédulo ante las promesas de los demás, y manteniéndome al margen de aquello que suponga volver a caer en el Infierno. Ya no juzgo a nadie, tan sólo a mí mismo, y de todo lo malo que me ha sucedido extraigo lecciones que estoy seguro que me van a ayudar en el transcurso del Camino. Mi propósito es seguir mejorando, seguir esforzándome, para poder ayudar así mejor a mi familia, a mis amigos y a quién pueda. Seguir persistiendo en mi empeño de llegar a ser un Sensei de Aikido, y poder transmitir de manera honesta y clara, lo poco que haya aprendido durante el Camino. Todo lo relacionado con el Ego no me interesa, ni la ambición, ni la lujuria, ni el poder. Si algo voy aprendiendo es que hay que hacer más y hablar menos, que la intención de hacer algo supera al me gustaría.




Las mañanas de Primavera se han vuelto a llenar con el canto de los pájaros, el calor día a día anuncia su presencia, y queramos o no, nos dirigimos al Verano. Con su llegada vendrán los inconvenientes de siempre, pero justo ahora, podemos disfrutar de un periodo de relativa calma. Muchas personas con las que coincido siguen inmersas en su propio conflicto, pero justo en este momento me hallo en paz conmigo mismo. Me han engañado, se han aprovechado de mi confianza, me han utilizado, pero he aprendido. La Vida es algo más que las quejas de gente cuya verdadera intención es la de medrar. En el esfuerzo, en la persistencia por salir a flote, he descubierto que la Vida es un gran regalo que muchos desechan a diario. Poder despertar cada día, poder enfrentarte a los retos que la Vida te propone, es un tremendo activo que muchos desdeñan y desprecian. Todas las mierdas que nos contamos acerca de los demás y de cómo deberían ser las cosas, desaparecen ante la presencia de la Muerte. Entonces recordamos lo valioso que es poder seguir respirando. Aquellos que anhelan el conflicto, ¡ por favor ! ¡ No me busquéis ! No me interesa para nada.





Mi deseo es que todos los que se hayan prisioneros de su Odio se liberen, que dejen atrás sus temores y que sean conscientes del milagro que supone estar aquí y ahora. Entrenando en el Parque, entrenando junto al Sensei, es la misma lección. Aquí y ahora, es donde nos enfrentamos a nuestros temores y rencores, es donde aprendemos a ser cada vez un poco más nobles.









jueves, 11 de marzo de 2021

Meditaciones 11/3/2021

 


" El único luchador que empieza la pelea con confianza es el que ha visto su propia sangre, el que ha sentido en sus dientes el puño del contrincante, el que ha sido tirado y golpeado, de cuerpo pero no de espíritu, el que tantas veces como se cae se vuelve a levantar, más desafiante que nunca. " 

Séneca 


Si todo va bien y no hay cambios de última hora el próximo lunes podremos volver a entrenar en la Escuela. Será agradable volver a reencontrarse con el Sensei y el resto de compañeros del Aikikan. No menos agradable será poder volver a entrenar con mis compañeros de la Escuela Lung Tao. Espero que poco a poco vayamos retomando el entrenamiento y volvamos a disfrutar del hecho de aprender juntos. Después de un nuevo periodo de entrenamiento en solitario y tras el primer contacto de volver a entrenar juntos al aire libre, espero que sientan la misma ilusión que yo por volver a nuestros Dojos de siempre. No me cansaré de decir que esta pandemia ha servido para poder reflexionar y redescubrir aquellas cosas que son importantes. Para cada uno serán diferentes al resto, y eso está muy bien, así debe ser. Cada uno ha de hacer su Camino. Si en su devenir comparte un tramo del Camino con otros cuyos caminos se asemejan o tienen inquietudes similares, pues bienvenido sea. Espero que los que vuelvan lo hagan sin miedo, con las precauciones que debemos tener, pero sin miedo. También espero que vuelvan con sentido común, y que las creencias personales de cada uno se queden en la puerta del Dojo y todos, respetando las normas establecidas, podamos disfrutar de una práctica intensa pero reconfortante. 




Si algo tienen las dificultades es que revelan nuestro verdadero Ser. Los charlatanes que antes podían pasar desapercibidos entre el bienestar, ahora más que nunca, han quedado retratados. Sus teorías, sus cuentos, sus cosas que dicen que hacen, han desaparecido. Donde las obras han tenido que estar no han estado, y se han quedado atrás, con sus buenas razones, pero sin hacer nada, rodeados de excusas infinitas. Los que hemos aguantado el tirón hemos hecho lo que hemos podido, y más lentamente que en otras épocas, hemos podido seguir avanzando un poco, pero sin excusas, sin dejar cosas para cuando la situación esté como deseamos. En la tormenta de la incertidumbre hemos hecho lo que hemos podido para seguir fieles a nuestro entrenamiento. No me vanaglorio de ello, sólo expongo e intento poner de manifiesto el esfuerzo que el Sensei y el Sifú han hecho y hacen por mantener abiertas las Escuelas, cuando lo más sensato parece cerrar para no saber cuando abrir. Entrenamos diferente....pero entrenamos. Eso es lo importante. El resto como decían en el cuento de Dickens....¡¡¡Paparruchas !!!





De momento aún no sé horarios ni nada que se asemeje, pero el haber sabido que el lunes podemos volver a entrenar ha supuesto un tremendo refuerzo. Como alumno me seguiré entregando al 100%. Ni conozco ni disfruto otra manera de entrenar. Como responsable de dar clases sólo prometo trabajo: intenso, con pocas palabras, honesto, exigente. Tampoco se me da muy bien hacerlo de otra manera. Con mis limitaciones dar la mejor versión de mí mismo. A todos los que a partir de la semana que viene podremos juntarnos y entrenar un fuerte abrazo. A los que tarden más en volver, o simplemente decidan no volver a hacerlo, un fuerte abrazo igualmente.